PROYECTO ANANDA (आनन्द)

PROYECTO ANANDA es un Modelo para una Nueva Manera de Vivir, colaborativa e intuitiva. El nuevo paradigma nos conduce hacia un camino colaborativo en vez de competitivo e intuitivo en vez de racional. Por lo tanto este Modelo contempla el desarrollo humano desde un punto de vista holístico y plantea el desarrollo social, desde la participación colectiva, en base a ideas genuinas y armonizadoras con el entorno, como un Todo que tiene en cuenta a cada una de sus partes.

sábado, 3 de octubre de 2015

FE, PACIENCIA, CONFIANZA y RELACIONES (el Yo con el Tú)




Sábado, 28 de Noviembre de 2015

(10:00 a 20:00)
Ante tanto horror que estamos presenciando en estos últimos meses, ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros? En primer lugar tomar conciencia de que no estamos separados del otro, de lo otro. Y en segundo lugar, ser conscientes de que todo esto tan solo reclama más acción pacífica y más compromiso con uno mismo. Si cambias tú, como fichas de dominó, cambiarán “los otros”. Este es mi granito de arena en este sentido. En este taller vamos a trabajar la FE, la PACIENCIA, la CONFIANZA y las RELACIONES entre el “tú” y el “yo”, sea quien sea ese tú o ese yo (seres humanos, animales, plantas,…). No va a ser un taller más porque el enfoque, y puesto que trabajamos con el inconsciente colectivo, va a ser universal. Si quieres juntar tu granito de arena con el nuestro, si quieres con tu cucharita mover la montaña, te esperamos el próximo sábado 28 de noviembre. Solo tienes que confirmarlo en este correo: anandaproyecto@gmail.com


FE, PACIENCIA y CONFIANZA

Esta vida es una creación gozosa, cuyo propósito es que la celebremos y la llenemos del espectro completo de la experiencia humana. 

La esencia del goce es adoptar una actitud de agradecimiento y reconocimiento. Cada vez que te sientas desanimado, la forma más rápida de abandonar ese estado emocional es recurrir al viejo cliché de tomar conciencia de tus bendiciones. 

Conserva puras tus intenciones. Solicita que todo lo que llegue a tu vida lo haga en nombre del bien superior, no solamente para ti mismo, sino también para todos aquellos que lo necesiten.

Tómate un momento para reflexionar qué es lo que verdaderamente anhelas y luego formúlalo en términos de sentimientos.

La fe es lo que hace que todas las cosas sean factibles. La fe es lo que sostiene al espíritu humano. Si crees en ello, lo comprobarás.

Pedir al Universo que materialice tus sueños y, al mismo tiempo, no tener apegos es un verdadero arte.

La paciencia es una cualidad difícil en una sociedad en la que la magia de la tecnología nos ofrece a menudo resultados instantáneos. Sólo desde una perspectiva superior podremos llegar a comprender que todo está organizado a favor de nuestros esfuerzos. Ten paciencia y confía en que el sentido divino de la oportunidad es impecable.


En este taller vamos a trabajar directamente sobre esa fe, paciencia y confianza que tienes para materializar tus sueños. Para ello emplearemos herramientas que, en combinación, tienen una efectividad espectacular (constelaciones multidimensionales, chamanismo, programación neurolingüística, análisis transaccional, medicina del alma, sonido,….).


RELACIONES

(En este taller vamos a abordar todo tipo de relaciones: laborales, parentales, de pareja, de amistad, con animales, …..)

“Nuestra relación con los demás es, al principio, una relación de superficie; yo estoy identificado en mis modos de ser y percibo al otro sólo en sus modos de ser; yo me vivo a mí mismo por criterio de comparación: yo soy más o menos que lo de más allá, y mi valoración de lo otro está en función de estos más y estos menos con los que me valoro a mí mismo.

Se trata de una relación externa, periférica, mecánica, en círculo cerrado, automática. Yo no puedo dejar de valorar aquello que va a favor de lo que yo deseo; ni puedo dejar de rechazar aquello que va en contra de lo que yo deseo. Por el hecho de que estoy actuando de un modo identificado con mi yo-ideal, los demás hacen una función inevitable, necesaria, respecto a este yo-ideal. Por tanto, mi actuar es puramente automático y mecánico: yo no ejerzo libertad ninguna, no actúo con una visión objetiva ni real del otro. Para salir de este círculo cerrado he de despertar desarrollando la capacidad de ser Autoconsciente. Cuando soy autoconsciente se produce en mí un traslado del centro de gravedad, de manera que, en vez de gravitar alrededor del yo-ideal, de esa proyección de lo que yo pretendo ser y quiero ser o temo no llegar a ser, el centro se va trasladando a lo que yo me siento ser. Voy tomando consciencia de que soy un foco autodeterminante y autodeterminado de expresión de cualidades, de ideas y de aptitudes. Descubro que en este ejercicio de autoexpresión motivado en mí mismo, por mí mismo, hay una fuerza cada vez mayor, está la mayor parte de las cosas que yo buscaba normalmente en mi proyección idealizada de mí y de los demás. Descubro esta seguridad, esta plenitud, este mayor sentimiento de libertad, cosas que anteriormente yo sólo buscaba rodeándome de ciertas condiciones y negando otras condiciones del exterior, es decir, seleccionando de una forma rigurosa mis actitudes, mis amistades, viviendo un determinado papel, un personaje.

Ahora, en la medida en que voy ejercitando la autoconciencia, descubro que hay un valor en el simple hecho de ser y expresar esto que me siento ser. La relación humana, aparte de que sigue teniendo una finalidad práctica en mi vida de cada momento, ya no la utilizo para mi satisfacción exterior, para mi cotización, para mi afirmación o reafirmación ante los demás, sino como un medio de ejercitamiento, como medio para el desarrollo de lo que voy sintiendo como más verdadero, como más genuino en mí.

La clave, aquí, está en la sinceridad y la entrega. Estas me permiten abrirme al otro. Cuando dejo de tener miedo, cuando dejo de depender del otro, cuando yo me siento más seguro, más yo mismo, entonces no tengo miedo de que el otro me lesione en mi amor propio, en mis ideas, en mi prestigio. Entonces yo puedo abrirme a él, puedo dejar que su mundo interior penetre en mí, puedo aprender a ser reflexivo, a ser comprensivo, a ser participativo, dejo de tener miedo a la comunión. Gracias a esto, por un lado, yo voy tomando conciencia de mí, me voy descubriendo a mí mismo en este ejercitamiento de sinceridad, voy descubriendo cosas cada vez más profundas, más mías. Esto me proporciona un medio para descubrir en el otro cosas cada vez más suyas, más auténticas, hasta que llega un momento en que consigo equilibrar una faceta y otra, un polo y otro, de esta situación única que es contacto humano”. Antonio Blay

¿Cómo determinan las relaciones con mis padres, el entorno, la genética mis relaciones con los diferentes seres? Si como dice Antonio Blay, las relaciones al principio son relaciones superficiales, ¿por qué no despertar desarrollando la capacidad de ser Autoconsciente?

En este taller vamos a trascender el Yo ideal, la imagen que queremos dar, para ser más uno mismo, más genuino y que nuestras relaciones, sean las que sean, sean sinceras, enriquecedoras, auténticas, en equilibrio y armonía.

Para ello emplearemos herramientas que, en combinación, tienen una efectividad espectacular (constelaciones multidimensionales, chamanismo, programación neurolingüística, análisis transaccional, medicina del alma, sonido,….).


Inscripciones: anandaproyecto@gmail.com
Día: Sábado, 28 de Noviembre
Horario: 10:00 a 20:00
Precio: 50 euros
Lugar: Puerta del Sol, 13 -3º derecha (MADRID)


Os dejo testimonios de personas, que ya han trabajado temas, en estos talleres de desarrollo personal que no son al uso o forma habitual de trabajar estos temas.

“En el mes de Abril de este año asistí a un taller sobre la pareja y desde entonces no sabemos cómo pero mi pareja y yo estamos más compenetrados. Además mi pareja es alérgica al "calamar" y a raíz de estos talleres va mucho mejor. La sala donde se realizan estos talleres es super acogedora, muy sencilla y a la vez muy coqueta, según entramos nos sentimos muy a gusto. La facilitadora, que se llama Lola, te hace sentir muy cómoda, es una Gran Profesional y comunicadora...”. Silvia

“Nunca había hecho un taller con Lola... iba con miedo... no sabía en qué consistía... pero cuando la vi... con esa sonrisa... me dejé llevar... el taller fue espectacular... los cambios producidos ya se ven y ni siquiera han pasado 6 meses... Si tenéis la necesidad de encontraros...de que os falta algo y no sabéis qué... Lola os puede encaminar y ayudaros a ver una solución… es maravilloso... os lo recomiendo...”. Teresa

“Yo nunca había participado en un taller, ni siquiera en alguna actividad espiritual colectiva, mi contacto con este mundo se limitaba a la lectura de libros sobre el tema en la intimidad de mi casa, y fui un poco “obligado” como acompañante de otra persona, de hecho no tenía claro ni cuál era el objetivo exacto del taller. Simplemente me limité a dejarme llevar por la curiosidad, mantener la mente abierta y observar. Sólo puedo calificar la experiencia de increíble, se abrió un Universo de sensaciones y sentimientos que no había experimentado hasta entonces, descubriendo incluso objetivos personales, que aún siendo evidentes y fundamentales en mi vida, si no hubiera sido por Lola seguirían en algún rinconcito de mi inconsciente, impidiéndome avanzar”. Rubén

"La realidad es mágica. Supongo que es la única explicación que mi mente (que se cree "todopoderosa") le puede dar a lo que viví después de los talleres con Lola. Estoy convencida de que en la actualidad le hemos dado tanto poder a nuestra mente que todo lo que esté fuera de ella no podemos explicarlo y a veces desde ahí, nos cuesta aceptarlo. Con Lola trabajé cosas intangibles y que sin embargo se manifestaban en mi vida, poniéndome obstáculos. Desde la relación pareja hasta mi asma (provocado por alergia a las gramíneas). El primer momento en que la vi, sentí paz y confianza. Ella es amorosa, sabia y ve y va más allá de la mente, trabaja con nuestro cuerpo, emoción y espíritu, haciendo que todo tu ser encuentre la coherencia y de ahí, la paz y la armonía. No es magia, es una terapeuta completa que pone sus dones, con corazón, al servicio de los demás".Ángela

En los últimos meses de la primavera tuve la ocasión de asistir a tres talleres de constelaciones con Lola. La sensación siempre fue la misma. Es un trabajo de sanación individual pero al servicio de lo colectivo. No solo sanamos como individuos sino que generamos sanación a muchas otras personas. Cuando permitimos que la luz entre en nosotros, hacemos que esta se expanda en todos los sentidos. En las constelaciones trabajamos con ancestros y nudos muy antiguos pero al fin y al cabo formamos parte de una única familia. La familia humana. Mi sanación es tu sanación. Y si yo sano mi familia en la gran familia humana el amor será cada vez mayor. Si te ánimas a constelar con Lola ten presente esta frase: " por mi, por todos mis compañeros, y por mi el primero". Javi

"Un curso estupendo. Parece mentira cómo en tan pocas horas puede hacer que cambie tu visión de la vida, darte cuenta de cómo nos saboteamos nosotros mismos, identificar el problema y superarlo. Un fantástico trabajo personal y de equipo y una maravillosa terapeuta. Yo conseguí mi objetivo. Gracias Lola". Laura 

“Mi total y absoluta gratitud querida Lola por tanta magia y por hacer posible algo tan grande. Tú lo has dicho, estábamos todos....”. Noemí

“Gracias, gracias, gracias por los regalazos del día de ayer, un abrazo infinito de amor”. Mimí

“Wow Lola! Aún estoy con resaca (emocional) pero no se me cae la sonrisa. Ciertamente algo ha hecho clack! Se ha colocado y desde aquí, un nuevo comienzo!! Gracias a todas!”. Sandra 





No hay comentarios:

Publicar un comentario